¡TAG Heuer más presente en México que nunca!

Este año TAG Heuer fue la estrella de la Carrera Panamericana. Además de ser el Cronometrador Oficial como ya es tradición, el coche de esta marca se coronó campeón con el equipo conformado por Laura y Hilaire Damiron.

Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y Presidente de la División de Relojes de LVMH, dio el banderazo de salida en Chapa de Mota, Chiapas, México el 17 de octubre pasado. Así dejó bien claro lo integrada que está la carrera al ADN de TAG Heuer, para quien los deportes y las maquinarias hermosas, la historia, emoción y el éxito son también sus cualidades.

La relación entre TAG Heuer y la Carrera Panamericana se remonta a más de 50 años. Todo comenzó en 1963 cuando Jack Heuer diseñó el ahora famosísimo reloj Carrera con una maquinaria innovadora que incluía un cronógrafo robusto especial para los corredores de autos. Ofrecía una legibilidad excelente gracias a su carátula de gran tamaño y sus contadores. Desde entonces, los relojes de ese modelo se volvieron una parte esencial de la identidad de TAG Heuer.
La primera vez que se corrió fue en 1950 en la Carretera Panamericana de México, de ahí su nombre. La carrera consiste en recorrer 3,000 kilómetros en 8 días. No se usaban cinturones de seguridad, los caminos tenían la mínima protección y sus superficies variaban; además, podía haber animales cruzando.

Las marcas que participaron desde el principio fueron: Mercedes-Benz, Ferrari, Porsche y Lancia. Pronto se convirtió en un evento profesional gracias a la participación de Juan Manuel Frangio. En 1988 la carrera volvió a llevarse a cabo luego de 33 años de descanso, ahora para coches de rally hechos antes de 1955.

#DontCrackUnderPressure también se aplicó para una buena causa
Daniel Ricciardo piloto de Red Bull Racing Team Fórmula 1 y Alex Rossi piloto de la Indy 500 se reunieron en la Ciudad de México de cara al Gran Premio para apoyar a los niños con cáncer de la Casa de la Amistad.

El evento tuvo lugar el sábado 29 de octubre en la Terraza de Blend Design donde más de 150 invitados fuimos testigos de la convivencia que se dio con esta asociación de caridad. TAG Heuer donó 90,000 pesos a la causa, como resultado del “juego de futbol” que se realizó en una cancha de pasto artificial hecha para este evento. Se hicieron dos equipos, cada uno con 8 niños de la Casa de la Amistad y encabezado por un piloto. Todos tiraron goles a la portería y se vivió un momento muy emocionante entre risas y porras.

Christian Weissbach, Presidente de TAG Heuer para América Latina y el Caribe afirmó que: “Aunque las carreras de autos y el fútbol sean deportes distintos, cada uno requiere de habilidades técnicas. Ricciardo y Rossi la tienen y comparten las cualidades de determinación y fuerza, así como un compromiso con la excelencia que los hace favoritos para los aficionados, asegurando que no se romperán ante la presión”.

Daniel Ricciardo traía el nuevo reloj TAG Heuer Red Bull Racing Fórmula Uno de edición limitada, un cronógrafo que conmemora la asociación de la marca con Red Bull Racing. Como ya es una tradición, el modelo se creó inspirado en la tecnología del automóvil. El reloj cuenta con un taquímetro, tres contadores blancos, (un segundero contador, un contador de minutos del cronógrafo y un 1/10 de un segundo y el contador de horas del cronógrafo), tiene índices con marcadores luminiscentes y un fondo de caja con decoración especial “Red Bull”. El reloj viene con brazalete de acero o correa de tela azul con costuras de color rojo inspirado en el cinturón de carreras.

Alexander Rossi usó el Cronógrafo Heuer Monza, un homenaje a la victoria de Niki Lauda en Italia hace más de cuarenta años. Este modelo se presentó en Baselworld 2016 con caja de titanio de 42 mm.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: