AJO MILAGROSO

EL AJO OFRECE TANTOS BENEFICIOS QUE SE HA CONVERTIDO EN UN “SUPERALIMENTO”.

No es inherente de la modernidad que el ajo se utilice como remedio para diversos males. Ya en la Antigua Grecia, Hipócrates, padre de la medicina recetaba a sus pacientes el consumo de este bulbo. Su uso también fue registrado por otras grandes civilizaciones, como la de los egipcios, los babilonios, los romanos y los chinos. Actualmente la ciencia ha comprobado los beneficios que aporta para la salud y así, ha sido reconocido como un “superalimento”.

El ajo es una planta perteneciente a la familia Allium (cebolla) y, contiene una sustancia llamada alicina, la cual tiene importantes propiedades benéficas para la salud, además de ser la responsable del inconfundible olor, habiéndolo convertido en un ingrediente protagonista culinario.

Pero lo más interesante es que la mayoría de los efectos medicinales solo se activan cuando se pica, machaca o se mastica un diente de ajo.

¿PARA QUÉ ES BUENO EL AJO?
1. Posee un alto valor nutritivo y muy pocas calorías. Contiene calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina B1.
2. Está compuesto por antioxidantes que protegen contra el daño celular y el envejecimiento. Puede disminuir el riesgo de sufrir Alzheimer y demencia.
3. Mejora los niveles de colesterol, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades del corazón.
4. Sus compuestos activos ayudan a reducir la presión sanguínea.
5. Combate el resfriado común.
6. Puede ayudar a desintoxicar el cuerpo de metales pesados.
7. Los suplementos de ajo pueden mejorar el rendimiento atlético.
8. Se ha demostrado que el ajo tiene efectos beneficiosos en las causas comunes de enfermedades crónicas, por lo que tiene sentido afirmar que puede prolongar la vida.
9. Un estudio en mujeres que transitan la menopausia reveló que una dosis diaria de extracto de ajo seco reduce significativamente un indicador de deficiencia de estrógeno. Por lo que es muy positivo para la salud ósea de las mujeres.

Como ves, el ajo es un alimento fácil de incluir en tu dieta y tiene un sabor que le da un toque muy especial a la comida. Lo puedes encontrar en diversas presentaciones: dientes o concentrado de ajo, ajo en polvo o suplementos como el extracto o el aceite de ajo.

El único inconveniente será el mal aliento, pero con un buen enjuague bucal queda resuelto. Si tienes algún padecimiento de coagulación o tomas medicamentos anticoagulantes, consulta a tu médico antes de aumentar el consumo de ajo.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: