Bang & Olufsen

La marca Danesa, conocida por fabricar una gama exclusiva de televisores, equipos de música, altavoces, teléfonos y productos multimedia,  presentó hace poco un par de equipos que se distinguen no sólo por su increíble diseño, sino por la cantidad de avances tecnológicos con los que cuentan, lo que los hace la mejor opción para los amantes de tener el mejor sonido dentro de su hogar. 

BEOSOUND 35 

Una barra de sonido con un diseño elegante y moderno. Con cuatro subwoofers y dos tweeters colocados en un ángulo de 30 grados hacia afuera, el nuevo sistema de Bang & Olufsen puede instalarse sobre cualquier superficie gracias a su estilizado soporte; también es posible montarlo en la pared a cualquier altura. 

Su curiosa forma pentagonal y la configuración de sus altavoces están diseñadas para proyectar el sonido en 180 grados.

En cuanto a las fuentes de audio, gracias a los puertos Bluetooth, AirPlay y Wifi, podremos escuchar música desde nuestra biblioteca digital o desde cualquier servicio de streaming de música desde móviles, tablets y computadoras sin necesidad de utilizar ningún cable. Para cualquier otro reproductor, el panel de conexiones cuenta con una entrada de audio digital en fibra óptica, una entrada analógica con conectores RCA y un puerto Ethernet.

BEOLAB 90

La tecnología es la protagonista dentro de este altavoz. Es una combinación perfecta de excelente diseño y gran acústica en lo que, muy posiblemente, sea el altavoz digital más completo y potente jamás creado para el hogar. Ofrece claridad, alcance y una puesta en escena del sonido absolutamente insuperable. BeoLab 90 presenta un espectacular diseño de 360 grados, tiene gran variedad de ajustes y emite un sonido alucinante con independencia de su colocación, la habitación o la posición de escucha. 

El sonido producido por los altavoces se ve afectado por las resonancias de la habitación y por los efectos frontera de las paredes. BeoLab 90 está equipado con la nueva tecnología Active Room Compensation de Bang & Olufsen, que ajusta la repercusión de la habitación, el mobiliario, la colocación de los altavoces y la posición de escucha. 

Los reflejos de las superficies de la habitación afectan la experiencia de escucha, ya que modifican el balance de frecuencias y la precisión de la colocación de instrumentos y voces. Con Beam Width Control puede evitar que estos reflejos interfieran con la experiencia cuando usted se coloque en la posición óptima de escucha. 

Con los transductores de los altavoces orientados en distintas direcciones, Beam Direction Control le permite enfocar la radiación sonora hacia su rincón favorito para escuchar música. Además BeoLab 90 tiene 18 sofisticados transductores Scan-Speak colocados en posiciones y direcciones meticulosamente seleccionadas para ofrecer prestaciones óptimas en términos de frecuencia, tiempo y espacio.  

En portada
Sección de la revista: 
David
Share this post: