CACAO: FELICIDAD Y SALUD

DELICIA, CALIDEZ, ALEGRÍA, BIENESTAR SON LAS SENSACIONES QUE EVOCA EL CHOCOLATE PARA MUCHOS, CON SOLO ESCUCHAR DE ÉL.

Desde tiempos prehispánicos se conocía sobre las bondades del cacao, tanto, que se usaba para ofrendar a las deidades mayas y aztecas. Rápidamente Hernán Cortés comprobó el valor de este fruto, que se preparaba como bebida, y en sus cartas afirmaba al emperador Carlos V que bastaba una taza de esa bebida indígena para sostener las fuerzas de un soldado durante todo un día de marcha.

En aquel entonces, el xocolatl (bebida aromática) era apreciado como estimulante del apetito sexual, para tratar la fatiga, aumentar el peso de los desnutridos, fortalecer el sistema nervioso y mejorar la digestión.

Debido a ese valor nutricional y monetario, porque como bien sabemos, también era la moneda que se usaba para realizar los intercambios, los españoles no tardaron en enviar el cacao al viejo mundo.

ANTES ALIMENTO DE LOS DIOSES, HOY “SUPERFOOD”
En la actualidad estamos muy familiarizados con el término de los superfoods, esto al referirse a los alimentos que nos proporcionan un beneficio máximo para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Después de muchos estudios, el cacao se ha clasificado como uno de estos alimentos porque contiene entre antioxidantes y nutrientes, feniletilamina, la sustancia que el cuerpo produce naturalmente cuando estamos enamorados, y que además aumenta el estado de alerta y concentración. Este fruto en su estado puro, es nos ayuda a perder peso y mantener un alto nivel de energía, además de contribuir positivamente al sistema cardiovascular y a retrasar el envejecimiento; relaja los músculos, contrarresta el estrés, oxigena la sangre, ayuda a combatir la depresión y provoca una sensación de bienestar en el cuerpo. Su consumo produce serotonina, es por ello que nos sentimos con gran ánimo cuando lo saboreamos, y el tipo de fibra que contiene ayuda a limpiar el sistema digestivo. Libre de cafeína pero la teobromina incluida en su composición es una importante fuente de energía.

¡DISFRÚTALO!
Lo mejor que puedes hacer es comprar granos de cacao sin procesar y preparar deliciosos licuados, postres, entre otras cosas. Te encantará su gran sabor muy similar al de un chocolate amargo.

Recuerda que una tableta de chocolate con leche o blanco, en realidad es en gran parte manteca de cacao, lo cual no te brindará los beneficios propios del fruto. Mejor busca un producto que tenga por lo menos 70% de cacao.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: