CYCLING BAJO EL AGUA

¿QUÉ PUEDE SER MÁS DIVERTIDO QUE SENTIR LA FRESCURA DEL AGUA MIENTRAS PEDALEAS?
Este deporte ya es tendencia y lo puedes encontrar en diferentes centros deportivos como aqua spinning, pool biking, hydro spinning o aqua cycling. Es perfecto porque logra combinar el ejercicio fuerte del spinning, con los beneficios que ofrece el agua, como relajar músculos, eliminar estrés y mejorar la presión arterial.
 
Todo evoluciona, como el concepto de la bici fija que ahora se ha transportado al mundo de los deportes acuáticos. Este deporte es originario de Francia pensado como un sistema aeróbico que trabaja con la fuerza, velocidad y resistencia al ritmo de la música, sobre una bicicleta dentro del agua.
 
Hay que aclarar que las bicicletas que se utilizan en el aqua cycling, no son las convencionales, están diseñadas especialmente para este tipo de ejercicio. Las bicis utilizadas para el spinning clásico tienen un cambio fijo, un manubrio de carrera y pedales con clips, con lo que se puede ir cambiando de intensidad. En cambio, al pedalear bajo el agua, el medio acuático genera la sensación de hacerlo en un terreno con desniveles, y es el instructor quien  indicará los movimientos necesarios para simular un terreno ascendente o descendente.
 
LO POSITIVO
Este ejercicio se enfoca en los músculos de las piernas, protegiendo al mismo tiempo las articulaciones ya que es importante considerar que el agua, aporta resistencia, pero también absorbe los impactos, protegiendo partes como la rodilla, la cual es muy común que se dañe cuando se pedalea sobre tierra. Si el impacto es menor, entonces el riesgo de una lesión también menor. 
 
Este deporte lo puede realizar cualquiera, no es necesario saber andar en bici o saber nadar, ya que el agua llega a la mitad del cuerpo y mientras se está sentado se mantiene el equilibrio.
 
El aqua cycling es una  combinación de ciclismo, remo y step ayudando también a mejorar el estado cardiovascular y respiratorio; se disminuye el nivel de estrés y ansiedad, se fortalece la columna, brazos, la zona abdominal y de los glúteos. Si bien no es un deporte pensado para adelgazar, la presión del agua sobre el cuerpo reduce tallas y si se realiza con cierta intensidad, se pueden quemar hasta 800 calorías por clase. Es apto para todas las edades y condiciones físicas (salvo alguna contraindicación médica). 
 
Para practicarlo solo necesitas un traje de baño cómodo y zapatillas o calcetines acuáticos.
 
Quién dijo que no se puede todo, el aqua cycling acondiciona integralmente el cuerpo y ¡no sudas pues estás en el agua! 
En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: