DOWNTOWN MÉXICO… para quienes gustan de la cultura

ORIGINALIDAD Y HOSPITALIDAD ES LO QUE CARACTERIZA A TODOS LOS HOTELES DEL GRUPO HABITA, Y ESTE NO ES LA EXCEPCIÓN.

Aquellos viajeros atraídos por lo fascinante de la cultura mexicana encontrarán en este hotel el mejor resguardo para los sentidos, después de recorrer las maravillas del Centro Histórico de la Ciudad de México.

RECORRIDO A TRAVÉS DEL PASADO Y LA MODERNIDAD
Un edificio con más de 300 años conocido como el “Palacio de los Condes de Miravalle”, hoy es una mezcla del siglo XVII remodelado por Cherem Serrano Arquitectos. Elementos coloniales e indígenas se pueden admirar como los detalles ornamentales alrededor de las ventanas de la fachada, el barandal de hierro forjado, paredes de piedra volcánica o los mosaicos hechos a mano. Las 17 habitaciones y suites son la combinación justa entre elegancia y diseño. En definitiva, este edificio destaca entre otros muchos iconos coloniales de la zona, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Un portal del tiempo es el BREAKFAST PATIO y LOBBY ya que puede trasladarte a lo que fue el balcón central del Palacio hasta las habitaciones del DOWNTOWN. Un espacio único que permite disfrutar de este legado arquitectónico, así como del fresco “El Holocausto” del muralista Manuel Rodríguez Lozano mientras se degusta un rico desayuno que aporte la energía necesaria para recorrer los encantos del centro capitalino.

Y no se podía pedir menos, espectaculares vistas de la Catedral, del Casino español y la Torre Latinoamericana se pueden apreciar desde la gran terraza mientras te relajas con una bien preparada bebida; o al ser parte de algún afortunado evento que ahí se celebre.

EL POOL TERRACE, también es de los spots favoritos, con su alberca y jacuzzi, permite una estancia de comodidad y placer que no te moverías de ahí si no es porque te interesa más ir a visitar el templo de Ehécatl recién descubierto en el Templo Mayor.

DELEITE AL PALADAR
Aquí, además de un buen descanso entre la majestuosa combinación de lo colonial con el diseño industrial, podemos darle gusto al paladar. Este recinto alberga el restaurante Azúl Histórico donde se puede degustar exquisitos platillos mexicanos o tal vez prefieras comida mediterránea de Padrinos. Si eres un buen sibarita reconocerás el nombre de estos referentes gastronómicos: Que bo, chocolatería evolutiva; Da Silva, panadería artesanal y La Jersey, una excelente xarcutería.

Si te quedaste con ganas de vivir una experiencia cultural, llena de sensaciones, no dejes de visitar el DOWNTOWN México.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: