EL NUEVO MUSEO YVES SAINT LAURENT MARRAKECH

DEDICADO A LA CASA DE MODA EN LA CIUDAD QUE TUVO UNA GRAN INFLUENCIA SOBRE EL DISEÑADOR Y SUS CREACIONES.

Yves Saint Laurent visitó Marruecos por primera vez en 1966, la ciudad lo conmovió tanto que decidió de inmediato comprar una casa ahí, para regresar regularmente. Parece completamente lógico, cincuenta años más tarde, construir un museo dedicado a su trabajo.

 
En el otoño de 2017 el Musée Yves Saint Laurent Marrakech abrió sus puertas, algunas semanas después de la inauguración del de Paris. 
 
Seguramente, estos dos nuevos museos atraerán a los apasionados de la moda y el arte, así como a todos aquellos interesados en descubrir la moda revolucionaria de este gran diseñador y su importancia para la historia del siglo XX.
 
¿Qué encontró en Marruecos? Fue un lugar de inspiración para Laurent. Responsabilizó la osadía que se veía en su trabajo a este país árabe, a sus enérgicas armonías, a sus audaces combinaciones, al fervor de su creatividad. 
 
 
UN GRAN ESPACIO
 
El museo fue diseñado por Studio KO, una firma de arquitectos establecida por Olivier Marty y Karl Fournier. La fachada del edificio aparece como una intersección de cubos cubierta de ladrillos con forma de encaje, creando formas que recuerden la textura y la estructura de la tela al igual que con el forro de una chamarra Haute Couture, el interior es radicalmente diferente: aterciopelado, liso y radiante.
 
A poca distancia del Jardín Majorelle, adquirido por Yves Saint Laurent y Pierre Bergé en 1980, el nuevo edificio de 4.000 m2 es mucho más que un museo. Dedicado al trabajo del gran couturier, el museo conserva una parte de la colección perteneciente a la Fondation Pierre Bergé-Yves Saint Laurent. 
 
 
EL TEATRO
 
En el vestíbulo de esta área, se ve el importante trabajo realizado por Yves Saint Laurent para el teatro, el ballet, el cabaret y el cine. Desde 1950 hasta el final de su carrera, Laurent fue muy influenciado por el escenario y la pantalla, como se aprecia en una selección de bocetos, dibujos y fotografías de los atuendos que diseñó. Trabajó junto a Roland Petit, Claude Régy, Jean-Louis Barrault, Luis Buñuel y François Truffaut. Sus trajes fueron usados por Jean Marais, Zizi Jeanmaire, Arletty, Jeanne Moreau, Isabelle Adjani y Catherine Deneuve, quien se convertiría en una de sus mejores amigas.
 
BIBLIOTECA
 
Ubicada en el segundo piso del museo, se puede consultar la excepcional colección de libros raros, algunos del siglo XVII, sobre Marruecos, su literatura y artes tradicionales. La colección de la biblioteca incluye muchos volúmenes relacionados con las artes, la moda, la arquitectura, el paisajismo, la botánica, el patrimonio material e inmaterial de Marruecos, así como la literatura mundial. La biblioteca ha adquirido una importante colección de trabajos relacionados a los Bereberes (Imazighen). Estos estudios, ya sean etnológicos, históricos, antropológicos, lingüísticos o sociológicos, han sido publicadores desde principios del siglo XX. 
 
 
AUDITORIO PIERRE BERGÉ 
 
El auditorio es un deseo cumplido: tecnología avanzada y sorprendente arquitectura trabajando juntos para crear un centro vibrante para el museo. Este espacio puede adaptarse a las diversas necesidades del musée YVES SAINT LAURENT marrakech. Los diseñadores han creado un proyecto: espacio de proyección y rendimiento que es a la vez sobrio y cómodo. La arquitectura combina elementos modernos y contemporáneos. Uno se puede ver inmerso en el universo de Yves Saint Laurent a través de un estado- sistema de proyección de última generación.
 
GALERíA DE FOTOGRAFÍA 
 
Cada año, se mostrará en la galería, el trabajo de alguno de los fotógrafos que trabajó con Yves Saint Laurent. La exposición inaugural fue titulado Treinta años de la casa de moda en Marrakech, con fotografías de André Rau que aparecieron en la revista Elle (Francia) en 1992.
 
VESTÍBULO PRINCIPAL
 
Se puede admirar algo más que una retrospectiva del trabajo esencial de Yves Saint Laurent como es el abrigo, el vestido de Mondrian, ‘le smoking’ y la chamarra de safari; la exposición arraigada en Marrakech es un viaje al corazón de lo que influyó en el diseñador. Cincuenta piezas elegidas de la colección se muestran alrededor de temas queridos por Yves Saint Laurent: masculino-femenino, negro, África y Marruecos; viajes imaginarios, jardines y arte, ofreciendo una interpretación original del trabajo del couturierusando prendas que, hasta ahora, rara vez se han visto en público.
 
Más de cincuenta prendas, la mayoría nunca antes vistas, se muestran en un entorno discreto, sin afición, que acompaña y subraya sus creaciones. Es el gesto creativo de un gran diseñador. Es un viaje al corazón de su trabajo. 
 

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: