FREE SPIRIT SPHERES

LA CASA DEL ÁRBOL CON UN DISEÑO MUY PECULIAR, OFRECE UNA VERDADERA EXPERIENCIA DE HOSPEDAJE, COMBINANDO LO MEJOR DE LA NATURALEZA Y EL GLAMPING.

Esta experiencia de alojamiento de renombre mundial se encuentra en la selva tropical costera de la isla de Vancouver, Canadá. Ven a descubrir cómo es pasar una noche sobre los árboles, en donde encontrarás la paz y la relajación que tanto se busca en el día a día. Alternativamente, este excepcional y exótico hotel es la base perfecta para explorar todo lo que este magnífico destino tiene para ofrecer.

DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN
Tom Chudleigh es un visionario, inventor y artesano que se inspiró para la construcción de estas estructuras esféricas a principios de la década de 1990, para hacer de Free Spirit Spheres un sueño hecho realidad. Aunque ha tenido mucha ayuda en el camino, dirige cuidadosamente cada paso de la construcción, equipamiento y mantenimiento; además de recibir invitados, visitantes y medios de comunicación de todo el mundo. Tom es feliz jugando en los árboles y creando en su taller, el cual es un lugar mágico. Su visión se centra actualmente en encontrar un bosque hermoso ubicado en la costa oeste para llevar este proyecto al siguiente nivel.

Su misión es proporcionar a sus visitantes un lugar para disfrutar de experiencias inigualables en contacto con la naturaleza. Este complejo único en su tipo, de “casas del árbol” para adultos, está abierto todo el año y cuenta con tres diferentes opciones de hospedaje para satisfacer todo tipo de gustos.

OPCIONES DE HOSPEDAJE
Esfera Eve
En las ramas de una arboleda de cedro y árboles de arce, se encuentra esta primera opción tallada a mano. Esta pintoresca y acogedora esfera cuenta con una cama individual muy confortable, acompañada de un calentador eléctrico para las noches frías, armario para guardar pertenencias y un lindo espacio con sillón para descansar. Además, cuenta con un sistema de sonido integrado para que tu música favorita ambiente el lugar.

Esfera Eryn
Hecha a mano de hermosa madera Sitka Spruce, es casi un ochenta por ciento más grande que la esfera Eve, y considerablemente más elegante. Recientemente se ha trasladado a una arboleda bastante boscosa de cedro y abetos que le otorgan una completa privacidad.

Para llegar a Eryn, debes ir por una pasarela elevada hasta una escalera de caracol que va directamente a la puerta de Eryn. Duerme en una cama doble cubierta de un suave edredón, en donde podrás apreciar la naturaleza a través de sus cinco ventanas que incluyen una claraboya. Esta habitación cuenta con calefacción, fregadero, barra y refrigerador pequeño, alacena provista con utensilios, un sillón y sistema de sonido integrado.

Esfera Melody
Su esfera más nueva. Tiene un exterior vibrante de fibra de vidrio amarillo con un mural que definitivamente llama la atención. Para llegar a Melody, recorre un puente corto, luego sube una escalera de caracol que gira en espiral alrededor de un árbol. Tiene el mismo volumen que Eryn, pero con un interior completamente diferente, de nogal negro con un concepto abierto que se lo proporciona sus cinco ventanas y un tragaluz que permite la más hermosa vista del cielo.

Además de contar con las mismas amenidades de sus esferas hermanas, Melody tiene unos pequeños bancos y dos mesas que se pliegan para hacer estaciones de trabajo. Su cama matrimonial oculta sale de la pared para ser un dormitorio por la noche, logrando una habitación moderna y funcional. La iluminación ajustable ofrece un ambiente acogedor y adicionalmente cuenta con baño privado.

Sin duda alguna esta es una de las mejores opciones para experimentar el glamping que ha incitado a los turistas a optar por un hospedaje menos tradicional. Hay que tomar en cuenta que alojamientos de este tipo están más enfocados a que sus visitantes interactúen con la naturaleza; por lo que no se debe esperar contar con las mismas comodidades que las de un hotel común.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: