HIPNOTERAPIA

También llamada terapia regresiva, consiste en acceder al subconsciente de una persona mediante la hipnosis.  Contrariamente a lo que se piensa, la persona no está inconsciente, ni dormida, ni pierde el control; está en un nivel de conciencia diferente en el que oye lo que se le dice, responde al terapeuta y recuerda lo sucedido durante la sesión una vez que esta finaliza. 

En el subconsciente están todas las experiencias que hemos vivido; lo que sucedió, sentimos, pensamos y decidimos en cada momento de nuestra vida. Mediante la hipnosis accedemos al subconsciente en el que está guardada toda esta importante información sobre nosotros mismos. El subconsciente almacena los recuerdos, junto con las decisiones tomadas y las emociones sentidas. En él está el origen de nuestras creencias y nuestras pautas emocionales.

Dentro de los más de 400 modelos que integran la Psicoterapia, tiene gran difusión la denominada Hipnoterapia en Psicología Clínica y Psicopatología; su manejo siempre está llamado a polemizar, aun cuando en publicaciones científicas en Estados Unidos, Europa y América Latina son cada vez más frecuentes las noticias sobre los excelentes resultados que el hipnotismo bien aplicado puede producir tanto en áreas de la terapia, como personales y de la educación.

La hipnoterapia puede ser útil en el control de ciertos hábitos, tales como comer compulsivamente, morderse las uñas o chuparse el dedo. También en el tratamiento de fobias o ataques de pánico; manejo de estrés, ansiedad o algunos “tics” nerviosos; se ocupa con gran frecuencia para el mejor aprovechamiento, aprendizaje y memoria para cualquier persona con dificultades de atención y concentración en la escuela, en el trabajo o en cualquier otra actividad; para el control de dolor crónico o agudo, incluso se usa para ayudar a las madres a tener un parto natural sin necesidad de anestesia. 

Al ser el hipnotismo una técnica psicoterapéutica relativamente fácil de aprender, con gran frecuencia se encuentra publicidad errónea sobre la manera rápida de usarla. Es por ello que recomendamos que si estás interesado en probar este método te asegures que sea un especialista el que realice la terapia. En México existe el Instituto de Psicología Aplicada a la Hipnosis S.C. (IPAH) especializado en esta terapia, además de ayudar a pacientes con problemas emocionales y/o psicológicos, es un colegio internacional para la formación de Hipnoterapeutas clínicos en México. Ofrece sus servicios en cursos y talleres, a nivel Licenciatura, Diplomados, Maestrías y Doctorados en Hipnoterapia Clínica. 

En portada
Sección de la revista: 
David
Share this post: