HOTEL BOUTIQUE VALLE DE GUADALUPE

EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO, TIPO HACIENDA CONTEMPORÁNEA, LE DA A ESTE HOTEL BOUTIQUE UN CONCEPTO PROPIO. SE RESPIRA UN AIRE ENCANTADOR, AUNADO A LA EXCLUSIVIDAD, LOS DÍAS DE DESCANSO SE TORNAN MOMENTOS IMPREGNADOS DE NOTAS SUAVES Y PAISAJES DESLUMBRANTES, SIMPLEMENTE PARA RELAJARSE Y DEGUSTAR UNA EXQUISITA COMIDA CON EL MEJOR MARIDAJE.

El hotel nace como un sueño que empieza con la compra de un terreno de 4 hectáreas. En ese entonces los propietarios nunca imaginaron que eso se convertiría en un hotel, pero esa es la magia del Valle de Guadalupe, una tierra llena de frutos y minerales que produce vida en todo su entorno.

Todo comenzó en la construcción de una hacienda familiar con el sencillo objetivo de alcanzar la capacidad de dar la bienvenida a familiares y amigos. Fue tanta la demanda y el interés del público que el recinto abrió sus puertas a todos los amantes del vino y se dio a conocer como el Hotel Boutique Valle de Guadalupe.

EN EL CORAZÓN DE LA RUTA DEL VINO
El hotel cuenta con 32 habitaciones, todas tienen una distribución única con diferentes elementos pero bajo el mismo estilo de diseño, algunas tienen terrazas, otras decks, unas con vistas a los viñedos y otras a los jardines. Asimismo, dispone de un bar, zona de degustación y cava de vino; además brinda todas la amenidades indispensables para asegurar una estadía basada en el descanso y el confort. Las instalaciones también están habilitadas para realizar eventos especiales como bodas, banquetes y festivales.

En el restaurante Fuego Cocina del Valle, liderado por el Chef Mario Peralta, podrás degustar una gastronomía auténtica de la región con productos frescos de los valles de los alrededores y del puerto de Ensenada, así como de la cosecha 100% orgánica del huerto propio del hotel.

Gracias a su inmejorable ubicación, entre viñedos y montañas del valle, es muy fácil recorrer las más importantes vinícolas que se encuentran a menos de 5 minutos de distancia como la Barón Balch’é, Monte Xanic, De Cantos, El Cielo y Quinta Monasterio. Puedes llegar hasta ahí mediante un paseo a caballo o servicio de transporte disponible para los huéspedes del hotel. Ahí, además de degustar un excelente vino conocerás el proceso de producción. También, es posible visitar El Museo de la Vid y el Vino, ya que se encuentra muy cerca del hotel.

Una excelente opción para hospedarte en pareja o en familia y disfrutar del corazón de la Ruta del Vino.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: