La revolución relojera

HYT: Radicalmente disruptiva

Su nombre lo dice todo: The Hydro Mechanical Horologists, de ahí las siglas HYT. Esta marca cambia el modo de medir y percibir el tiempo al hacerlo no sólo de forma mecánica como la mayoría de los relojes de alta relojería; sino que la mecánica es impulsada por una fuerza fluida. Con esto se logra una noción de complejidad nunca antes vista.

La filosofía de HYT es regresar a los orígenes de la indicación del tiempo: los líquidos. Se basa en el principio de la Clepsydra que data del año 1,500 A.C. Su éxito ha sido sumar el conocimiento científico con la más alta tecnología y la alta relojería. 

La mayoría de los relojes HYT están conformados por dos partes. En la parte alta se encuentra el movimiento relojero desarrollado en colaboración con Chronode JFMOJON para los modelos H1-H4 Skull, y en colaboración con Audemars Piguet Renaud Papi para los modelos H2 y H3. En la parte baja está el módulo de fluido desarrollado por HYT que cuenta con siete patentes. Es 10,000 veces más resistente al agua que un reloj que resistiera 100 metros bajo el agua. Cuenta con un tubo capilar de cristal de 0.8 mm hecho de borosilicate con 450 microlitros de fluidos en el interior que pasó 42 diferentes procesos que lo protegen. Además, este módulo tiene dos pistones de 9.6 mm inspirados en los sensores de velocidad de la NASA. Y cuenta con un compensador térmico de 4 mm que compensa, regula y controla los efectos del calor y del frío en la posición del fluido. 

Ha sido una gran proeza lograr que los dos líquidos, el acuoso de color verde y el aceitoso transparente, nunca se mezclen. Esto se consigue gracias al principio de la fuerza de repulsión de cada líquido. La energía del reloj se genera a través de una transferencia de fluidos. A este logro se suman otros que hacen de esta marca la más avanzada y revolucionaria del mercado. Esta es a la conclusión que llegamos luego de platicar en octubre pasado en el Salón Internacional de Alta Relojería en la Ciudad de México con Lucien Vouillamoz, ingeniero nuclear especializado en termodinámica. Es uno de los socios fundadores del talentoso equipo que creó la marca y sigue muy activo en su desarrollo. 

El modelo H3

Presentado en marzo pasado en Baselworld, es probablemente el reloj más complejo y de alta tecnología jamás creado en la historia de la relojería. Es el primero que tiene un sistema de fluido lineal rotativo. Otra premisa mundial es que usa energía modular líquida para que se muevan los tubos giratorios cuatro veces al día. Además, cuenta con una manecilla lineal retrógrada de minutos analógicos. Y claro, también comprende los ocho logros mencionados a continuación que son comunes a todos los modelos de esta marca que miden el tiempo de forma hidromecánica. 

El H3 también es innovador en su diseño. Se trata de un reloj rectangular de 62 x 41 mm hecho en titanio con reserva de marcha de 170 horas. Edición limitada a 25 piezas a un costo aproximado de 262,000 Euros.  

En portada
Sección de la revista: 
David
Share this post: