LAS BURBUJAS, SIEMPRE PRESENTES EN LAS CELEBRACIONES

Ya sea con amigos o familia, el pop que se escucha al abrir un vino espumoso nos remite inmediatamente a un tema que nos encanta: celebrar.

 
El ambiente huele a fiesta. El invierno es la temporada ideal para estar con aquellos que más queremos y estoy convencida que no debe, o no debería existir una celebración sin estar acompañada de burbujas.  Ya sean de un champagne, un cava, un sekto un sparkling wine, en todo el mundo se elaboran vinos con burbujas. Sus diferencias se deben en primer lugar al nombre y en segundo al método de elaboración. ¿Cuál es la diferencia o similitud entre ellos? 
 
En cuanto al nombre, es importante recordar que sólo podemos denominar Champagne al producido en la zona de Champaña en Francia, sin embargo, en México, Estados Unidos, Australia, Sudáfrica, Alemania o incluso en la Patagonia, se están elaborando extraordinarios vinos espumosos. 
 
Las uvas que se utilizan varían dentro de las regiones donde se produce el vino.  Por ejemplo, para el Champagne, el blend que se utiliza para pertenecer a la Denominación de Origen es la de Pinot Noir, Pinot Meunier y Chardonnay. Mucha gente se sorprende al razonar que es una mezcla conformada por dos uvas tintas y una blanca.  Sin embargo, debemos recordar que el pigmento del vino proviene del hollejo; si no se deja reposar junto el jugo, entonces no se obtiene color. ¡Es así como este es el vino blanco de uvas tintas más famoso del mundo!  Por otro lado, si el consumidor lee en una etiqueta Blanc de blancs, eso significa que es un vino blanco hecho exclusivamente con uvas blancas (forzosamente Chardonnay), y si lee Blanc de noirs, eso significa que se hizo con uvas tintas antes mencionadas.
 
Un vino espumoso muy popular en Europa es el Cava, producido en España. La mezcla de uvas común es la conformada por Parrellada, Macabeo y Xarel-lo principalmente -todas ellas blancas-, logran un vino de excelente calidad y fama mundial. En Italia, el Prosecco, elaborado principalmente en la región del Véneto y a partir de la uva Glera, es muy apreciado y tiene el título de ser el vino espumoso más vendido del mundo.  En Alemania, Austria, o la República Checa, el Sekt se produce generalmente con la uva Riesling.  
 
Siempre que haya un motivo para celebrar, recomiendo abrir una botella de burbujas. O como sabiamente exclamó Napoleón: “En la victoria lo mereces y en la derrota lo necesitas…”. Felices Fiestas. 
En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: