LOS ZAPATOS POR SU NOMBRE

Existen diferentes modelos o clases de zapatos. En ocasiones desconocemos el nombre de cada uno de ellos a pesar de ser uno de los elementos de moda favorito de las mujeres; sin embargo, cada uno tiene sus características, su “momento” para lucirlos y su propia historia.

 

PEEP TOES:

Se llaman así los zapatos que tienen una pequeña abertura en la parte delantera, de modo que dejan a la vista al menos dos o tres dedos del pie. Se pusieron de moda en los años cuarenta y cincuenta y siguen actuales, se utilizan tanto en verano como en invierno. 

 

PUMP:

Son zapatos de tacón cerrados, escotados y de corte bajo en los laterales, en su forma más pura están exentos de adornos, con tacón alto y colores neutros como el negro y el nude, por lo que resultan ser el zapato clásico por excelencia. 

 

STILLETTOS: 

El término stiletto nace en Italia en los años cincuenta a partir de la palabra ‘stilo’ cuyo significado es daga o puñal, en referencia a su extremadamente fino y alargado tacón. Fue Roger Vivier quien encumbró este tipo de zapatos tras trabajar junto a Christian Dior en su primera colección. La unión de estos dos genios propició que para 1952 el llamado ‘stiletto de Vivier’ fuese conocido en todas las grandes capitales de la moda.

 

SANDALIAS: 

Este zapato se caracteriza porque deja la casi totalidad del pie al descubierto. Más de 3000 años a.C.  las primeras sandalias se basaban en una suela rígida atada con correas a la pierna. A partir de entonces tenemos siglos de evolución donde las mujeres han sabido sacar partido a aquel rudimentario modelo mediante joyas y todo tipo de adornos, se fabrican con diversos materiales que las han ido enriqueciendo y transformando sin perder su esencia y encanto original. 

 

ALPARGATAS:

Su origen se remonta a la sandalia egipcia. Ha sido utilizada desde tiempos remotos en múltiples países, pues forma parte de la vestimenta tradicional de muchos lugares de América y España. Generalmente fabricada en lona y suela de cuerda que ahora está protegida por una goma de caucho que evita que se deshaga, puede ir con cintas para atar al tobillo o sin ellas. 

 

ZUECOS: 

Son zapatos hechos de una sola pieza, originariamente de madera, han evolucionado hasta ser realizados con materiales como el plástico. Es un zapato que por sus características protectoras del pie está vinculado a diversos tipos de trabajos desde en áreas rurales hasta en hospitales. 

 

BAILARINAS O FLATS: 

Son zapatos muy planos, escotados y de punta redondeada. Su nombre tiene su origen en los zapatos que las bailarinas utilizan para bailar. Se fabrican en multitud de colores y estampados, y pueden ser lisos, con un simple lazo de cordón o llevar adornos de varios tipos. Algunas versiones pueden llevar un pequeño tacón, lo que en definitiva los hace más cómodas que los totalmente planos.

 

MODELOS MASCULINOS: 

Existen diversos modelos usados hoy en día por muchas mujeres cuya procedencia y uso son típicamente masculinos, pero que las tendencias de la moda femenina no se han resistido a incluir en su armario, como el modelo “OXFORD“, que es un zapato inglés con cordones incorporado al outfit femenino como complemento de trajes en un intento rebelde de romper con estereotipos. 

En esta ocasión hablamos de modelos básicos pero podríamos hablar de variedades de todos estos zapatos, ya que cualquier pequeña modificación sobre los modelos originales ha dado lugar a cientos de versiones inspiradas por diferentes tendencias a través de los años. 

En portada
Sección de la revista: 
David
Share this post: