PREPARA TU PIEL PARA LOS DÍAS DE SOL

LOS MESES DE CALOR SE ACERCAN JUNTO CON LAS VACACIONES DE VERANO. MIENTRAS DECIDES CUÁL SERÁ TU DESTINO PARA VACACIONAR, YA PUEDES PREPARAR TU PIEL PARA QUE LLEGADO EL MOMENTO, RECIBAS LOS BENEFICIOS DEL SOL Y LUZCAS UN MARAVILLOSO BRONCEADO, PERO SIN PERJUDICAR LA SALUD DE TU EPIDERMIS.

Si ya estás planeando lo que serán tu próximas vacaciones de verano, antes de hacer las maletas, ¡atiende tu piel! No importa si decides ir a la playa, de pueblo en pueblo o hasta quedarte en la ciudad. Donde sea, los rayos del sol en la estación estival pueden ocasionar daños en la dermis tales como quemaduras, envejecimiento prematuro, machas, hasta cáncer.

Aquí te contaremos algunas recomendaciones y, si empiezas desde ahora, los resultados serán espectaculares.
EXFOLIACIÓN
Lo primero es exfoliar la piel para eliminar las células muertas para dar paso a las nuevas. Puedes preparar una mezcla de avena molida, miel y agua tibia. Esta receta casera es muy efectiva al aplicarla dando masajes cutáneos, una vez por semana.

HIDRATACIÓN
Ya limpios los poros, elige una crema hidratante que vaya con tu tipo de piel, esto te protegerá ante las amenazas naturales externas. No olvides beber agua, te hará sentir mejor y se notará la tez más radiante.

ALIMENTACIÓN
¡La dieta también cuenta! Si ingieres los alimentos adecuados incluso te servirán como protector solar, favoreciendo un bronceado natural y duradero.
• Consume antioxidantes que puedes encontrar en frutas (melón), verduras (jitomate) y cereales, por ejemplo, el germen de trigo, que proporciona vitaminas E, A, D, K y F, así como minerales, ideal para disminuir los efectos del envejecimiento.
• El betacaroteno lo puedes obtener de la zanahoria. Además de proteger la dermis, favorece un radiante bronceado al estimular la síntesis de melanina.
• Comienza a tomar té verde. Al estar compuesto de polifenoles actúa como fotoprotector y, por su alto contenido en vitaminas A, C y E, también interviene como un gran antioxidante.

Toma nota de lo que puedes leer por aquí y por allá, pero sobre todo, reconoce tu tipo de piel, color y sensibilidad. Esto te ayudará a elegir la crema bloqueadora idónea para ti y el tiempo de exposición siempre y cuando no te excedas. Evita asolearte entre las 11 de la mañana y 4 de la tarde, este es el horario solar con mayor riesgo de agresión hacia la piel. Por otra parte, y poco se cuenta, es que las radiaciones solares nos ayudan a producir vitamina D, así, tomar el sol con conciencia y sin excesos también es benéfico para la salud.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: