SI ES “BOUTIQUE” ES SOFISTICACIÓN

Cada vez más nos encontramos hoteles bajo este concepto, más espacios que nos ofrecen un servicio tipo “ boutique”. El término se escucha muy “ chic” , pero ¿sabemos qué esperar de un hospedaje de este tipo? ¿Podemos reconocer si un lugar es en verdad algo novedoso y sofisticado?
 

Los hoteles boutique están en boga, últimamente se han vuelto los favoritos de entre los viajeros conocedores, aquellos que aman el lujo y que jamás dejarían a un lado la exclusividad y el buen servicio, sobre todo si es personalizado.

 
Pero ¿de dónde surge este concepto? La palabra es de origen francés; si recordamos las tiendas “boutique” estas siempre se caracterizaron por ser pequeñas, de mayor calidad, con una atención tan cercana que no elude detalle alguno. Pues bien, nos remontamos hasta Europa y Estados Unidos para ver nacer este tipo de acomodación hotelera en los ochentas para diferenciarse de las grandes cadenas.
 
Todo cambió cuando el turismo comenzó a ser masivo y los grandes hoteles aparecieron en escena, y con ello la despersonalización del servicio. En poco tiempo, las opciones de hoteles boutique en México han ido en aumento y gracias al encanto del país, se cuentan con muchos pueblos mágicos donde importantes edificios o haciendas son parte de estos grandiosos escenarios, con una belleza arquitectónica del siglo pasado al que se le suma lo mejor del diseño contemporáneo.
 
Normalmente, estos recintos son pequeños, con pocas habitaciones, pero esto no se vuelve una característica única que deba cumplir un hotel boutique y, como tampoco existe algún organismo que regule este criterio, basta con que uno, como buen viajero conocedor, encuentre en su estadía un servicio personalizado, un ambiente exclusivo y una exquisita arquitectura. 
 
Podemos destacar que estos hoteles comúnmente se ubican en el casco histórico de lugares turísticos, en especial, en destinos de playa y montaña que brindan una conexión especial con la naturaleza. Eso sí, no te asombres si en alguno de estos hoteles no hay en las habitaciones una gran pantalla de TV o Internet, esto también es parte de ofrecer a los visitantes una nueva experiencia vacacional.
 
Ahora lo sabes, al hospedarte en un hotel boutique encontrarás el servicio y comodidad como si estuvieras en casa, rodeado de un ambiente completamente sofisticado. Solo te hará falta elegir un destino, ya que la lista de este tipo de hospedaje es amplia cuando hablamos de México lindo y querido.  
En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: