SOKU-SHIN-DO, REFLEXOLOGÍA JAPONESA

CUANDO UNA PERSONA BUSCA ESTAR EN SINTONÍA CON LAS LEYES DE LA NATURALEZA PUEDE ENCONTRAR EN ESTA TÉCNICA “EL CAMINO QUE CONDUCE AL CORAZÓN”.

S i partimos de que nuestro cuerpo es un todo, una unidad, todo está conectado. Así cada región y órgano tiene una frecuencia energética específica, y el estado armonioso de esta se le puede reconocer como salud espiritual, emocional y física.

Pero ¿qué es SOKU-SHIN-DO? Es una técnica manual basada en los Fundamentos de Medicina China, los meridianos y el Tuina. Se hace una lectura de los pies, que indican la situación energética, se trabaja la manipulación de los dedos para activar la energía y los meridianos hasta la rodilla. A veces, también es necesario trabajar los dedos de las manos y meridianos hasta los codos. El resultado: una relajación profunda y armonización de la energía física y mental, así como una estimulación profunda de los órganos internos.

ORIGEN
Conocemos sobre esta técnica nipona desde el 1929 gracias al sensei Shibata (acupuntor y terapeuta japonés), quien se trató así mismo la diabetes, alergia y depresión. Por su éxito en la resolución de sus enfermedades, el emperador Hiro Ito lo llamó para que le tratara también su diabetes. Esto era una gran responsabilidad, una cuestión de vida o muerte porque si no conseguía el resultado esperado, su destino sería el Harakiri (ritual de suicidio), muy común en aquella época. Pero esto no sucedió y al sensei le quedó vida para difundir sus conocimientos.

BENEFICIOS
Como todo, el máximo resultado de esta técnica se logra cuando se utiliza como prevención o profilaxis, pero también se usa positivamente para el tratamiento de males crónicos como es el dolor de espalda, síntomas menstruales, embarazo y menopausia, estreñimiento, mala circulación, problemas digestivos, ansiedad, insomnio, estrés y artritis, entre otros.

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE SOKU-SHIN-DO?
Incluye primeramente un mapa anatómico-reflejo-orgánico del pie y de la mano basada en la acupuntura y los meridianos. Los pies son recorridos por tres meridianos yin y tres meridianos yang. Los tres yin de los pies son: bazo, hígado y riñón. Los tres meridianos yang son: estómago, vesícula biliar y vejiga.

Después se realiza una descripción de los principales dolores de nervio en la piel o deformaciones óseas que se pueden observar en pies, manos y las regiones tibiales de las piernas y los antebrazos. Para finalizar se hacen recomendaciones sobre la alimentación y cambios de hábitos para una vida saludable.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: