TACFIT

Programa de entrenamiento que desarrolla la fuerza, la movilidad del cuerpo y la resistencia mental, para enfrentarse con éxito a todo tipo de desafíos y situaciones de peligro o estrés.

El nombre de TacFit viene de contraer las palabras inglesas tactic y fitness, aunque no es un entrenamiento militar en el que se completan circuitos inspirados en el campo de batalla, como podemos encontrar en actividades tipo boot camps o incluso el crossfit. Y es que este programa busca proporcionar a sus practicantes tanto la fuerza muscular como las habilidades y tácticas necesarias para resolver con éxito las situaciones más comprometidas, pero en sesiones de entrenamiento relativamente breves, y siempre en una sala de gimnasio o similar, aunque, por supuesto, es posible practicarlo al aire libre.

Los ejercicios que se incluyen dentro de una sesión de TacFit están encaminados a trabajar tres grandes puntos:

En primer lugar, el TacFit se preocupa de preparar la condición física de aquellas personas que se animen a practicarlo. Trabaja la fuerza muscular a través de diferentes ejercicios y empleando diferentes artilugios (mancuernas, cuerdas, kettlebells, ejercicios de suspensión con TRX, etcétera), que ayudarán a que el entrenamiento sea mucho más intenso.

El segundo punto clave es el del trabajo con las articulaciones. Con esto se consigue que los participantes tengan una movilidad superior en su cuerpo y que puedan realizar ejercicios y acciones más complicadas, mucho más difíciles de alcanzar si sólo se trabaja la musculatura.

Aprender a controlar la mente y mantenerla fría en situaciones de estrés o de riesgo es la tercera parte de este entrenamiento. Para conseguirlo, se elige una serie de posturas de yoga que ayudarán a los participantes a conocer su propio cuerpo, a relajarse, y a compensar el ejercicio puramente físico realizado en las anteriores etapas del programa.

Recuerda que el TacFit nació para entrenar cuerpos de élite. Aunque tengas buena forma física, es normal que no puedas completar las rutinas al 100% al principio, debido a su extremo grado de exigencia. Irás consiguiendo tus objetivos poco a poco, y siempre con la colaboración de un entrenador especializado, que te ayudará a fijarlos correctamente, te enseñará la técnica adecuada para cada uno de ellos, y valorará qué carga de peso es la más adecuada para ti. Con una o dos sesiones semanales de TacFit es suficiente. 

En portada
Sección de la revista: 
David
Share this post: