Xtabentún, regalo de Dioses

ESTE 2017 TE INVITO A REENCONTRAR NUESTRAS RAÍCES, LEYENDAS Y BEBIDAS TÍPICAS DE NUESTRO MÉXICO.

Cuenta una de varias leyendas que hace muchos años habitaron en el estado de Yucatán dos mujeres. Xtabay quien era una mujer muy bella, de muy buen corazón y muy generosa, pero mal vista socialmente por vender su amor; sin embargo, amaba a la gente y siempre ayudaba a los más pobres. Existió también otra mujer llama Utz Colel que gozaba del respeto de las personas, pero era de corazón frío y despreciaba a la gente que no tenía dinero.

Con el paso de los años y a pesar de su juventud, Xtabay falleció. La gente del pueblo notó que tenía varios días sin salir de casa, pero no prestaron atención. Pasaron los días y un aroma muy dulce empezó a impregnar el aire. Cuando empezaron a buscar el origen del perfume, se dieron cuenta que venía de la casa de Xtabay. La encontraron muerta y decidieron darle sepultura. Al día siguiente, encontraron su tumba llena de flores blancas llamadas Xtabentún.

Poco tiempo después Utz Colel murió llena de rencor pues nunca entendió cómo una mujer que nadie quería había generado unas flores de tal belleza y exquisito aroma; de su tumba no nació nada y nadie lloró su muerte. Se dice que fue tanto su odio que ni en la muerte encontró descanso y sigue regresando a la tierra por las noches en forma de Xtabay para seducir hombres y perderlos en la oscuridad de la noche…

Los dioses no permitieron que Utz Colel ensuciara el nombre de Xtabay, por eso enviaron a las abejas para que obtuvieran miel de las hermosas flores blancas y los pueblos comenzaron a preparar un dulce licor a manera de tributo.

El Xtabentún es un licor ancestral de origen Maya, muy popular en la península de Yucatán que se elabora a partir de miel de abejas meliponas que polinizan las flores llamadas precisamente Xtabentún; en maya este nombre significa enredadera que crece en la piedra. Al final del proceso, se agrega un poco de anís y destilado de caña lo cual le confiere su tradicional y característico sabor. Es una bebida que conquista paladares alrededor del mundo. Puede ser un muy buen aperitivo, digestivo y hace maridaje perfecto con la rica pero condimentada cocina yucateca. Sugiero que lo prueben solo, en las rocas, como acompañamiento de un buen café o para endulzar una fresca limonada.

Te invito a que reencuentres nuestras raíces y disfrutes de lo muy bien hecho en México.

En portada
Sección de la revista: 
adriana
Share this post: